Licitaciones públicas: ¿qué papel pueden jugar los GIS?

¿Sabías que el contenido albergado en los sistemas de información geográfica (GIS) puede ser un aliado a la hora de abordar las licitaciones públicas?

Cada año, cientos de miles de concursos son publicados por entidades gubernamentales – y otras organizaciones del sector público – solicitando ofertas para la adquisición de bienes, servicios o la realización de obras. Estos procesos tienen como objetivo seleccionar la propuesta más beneficiosa a través de un procedimiento competitivo y transparente, garantizando así el uso eficiente y responsable de los recursos.

En el particular caso de España, solo en 2023 se lanzaron 152.475 concursos públicos por valor de 125.561 millones de euros. Estas cifras son un claro ejemplo del peso que estas dinámicas juegan en el funcionamiento del mecanismo público y el estado de bienestar.

Precisamente por ello, en el mundo de la participación en licitaciones públicas, la búsqueda de eficiencia se convierte en un imperativo para garantizar la óptima adjudicación de proyectos.

En este contexto, los Sistemas de Información Geográfica (GIS) emergen como potentes herramientas que transforman la manera en que se gestionan las propuestas, aportando, a través de sus capas de información georreferenciada, un valor estratégico en cada etapa del proceso.

Imaginemos por un momento una realidad en la que información puede ser fácilmente contrastada a través de imágenes, donde es posible planificar de manera realista los presupuestos, los recursos necesarios y aportar la documentación que demuestra el progreso alcanzado en cada proyecto. Este es el mundo que la información contenida en los GIS puede ayudarnos a construir en el ámbito de las licitaciones públicas.

Visualizando la información para una toma de decisiones informada

Los GIS no son solo mapas, son ventanas a un mundo repleto de información valiosa. Al visualizar de manera clara y accesible la información georreferenciada relevante para las licitaciones públicas, permiten a las entidades contratantes y a los licitadores:

  • Conocer en detalle las características demográficas del área de influencia del proyecto, permitiéndoles evaluar con mayor profundidad el impacto potencial y las necesidades específicas de la comunidad.
  • Identificar la infraestructura existente en la zona, como redes de transporte, servicios públicos y equipamientos – señales verticales, marcas viales, arbolado y mobiliario urbano -, optimizando la planificación de los proyectos y aprovechando las sinergias existentes.

Agilizando procesos y optimizando recursos

En un mundo donde el tiempo es dinero, los GIS se convierten en aliados invaluables para agilizar y optimizar los procesos en las licitaciones públicas.

Entre sus principales beneficios se encuentra la creación de mapas, la generación de informes y la validación de datos, que permiten realizar evaluaciones más complejas y tomar decisiones estratégicas.

Los GIS son más que mapas

En un mundo que se mueve a la velocidad de la luz, los GIS se convierten en herramientas indispensables para la participación eficiente en las licitaciones públicas. En esta línea, la información, organizada en capas, permite:

  • Preparar el presupuesto. Los GIS facilitan la elaboración de presupuestos ceñidos a la realidad de la infraestructura, ajustando con ello de manera objetiva las partidas destinadas a la misma.
  • Planificar la operativa. Esta información también posibilita la planificación de los recursos humanos y materiales necesarios para cada proyecto en particular.
  • Reportar los progresos. La tarea de documentación también se ve beneficiada por los GIS, puesto que permiten informar de manera imparcial e inequívoca sobre los resultados obtenidos a la administración.

En suma, su implementación abre un abanico de posibilidades para optimizar la toma de decisiones, fortalecer la colaboración entre las partes involucradas y garantizar la construcción de un futuro más próspero para todos.

En general, los Sistemas de Información Geográfica (GIS) son solo una herramienta, pero en las manos adecuadas y nutridos con la información correcta, como demuestra el expertise de empresas como Cartológica, pueden convertirse en un poderoso motor de cambio.

¿Qué podemos hacer para aprovechar al máximo el potencial de los GIS en las licitaciones públicas?

El potencial de la información albergada en los Sistemas de Información Geográfica (GIS) en las licitaciones públicas es vasto y transformador.

Al fomentar su adopción, capacitar a los profesionales, establecer estándares y buenas prácticas, y promover la colaboración, podemos maximizar los beneficios que estas tecnologías ofrecen.

En última instancia, la integración de GIS no solo optimiza la eficiencia y transparencia, sino que también asegura una gestión más eficaz de los recursos públicos.

En Cartológica, estamos comprometidos con la innovación y la implementación de tecnologías avanzadas como el enriquecimiento de los GIS con capas de información para transformar las licitaciones públicas. Nuestras soluciones están diseñadas para simplificar y democratizar el proceso de integración de capas GIS, proporcionando herramientas ágiles y asequibles.

Con nuestra experiencia y dedicación, ayudamos a las empresas privadas a maximizar el potencial de estas herramientas, asegurando una gestión más eficiente y transparente de los proyectos de infraestructura.

Qué son las Smart City o ciudades inteligentes

Qué son las Smart City o ciudades inteligentes

El concepto de Smart City lleva años haciéndose un importante hueco en la sociedad. Ahora, la gran mayoría de las administraciones públicas tienen dicho término en su punto de mira y trabajan en nuevas estrategias para acercarse a éste.