Gestionar los elementos de la vía: así funcionan los inventarios digitales

En la gestión de las vías de tránsito, la eficiencia es fundamental para garantizar su seguridad y funcionalidad. En este contexto, los inventarios digitales emergen como una herramienta indispensable, ofreciendo una solución tecnológica avanzada para recopilar, almacenar y analizar información geoespacial detallada sobre los elementos que componen la infraestructura viaria.

Los inventarios digitales, concebidos como bases de datos exhaustivas, son una pieza clave en la gestión integral de las vías.

Su funcionamiento implica la aplicación de tecnologías de captura de datos, tales como sensores y cámaras montadas en vehículos especializados o drones. Estos permiten la recopilación de información sobre la ubicación y el estado de elementos como señales de tráfico, arbolado y contenedores de RSU, entre otros.

Su peso en la actual administración de infraestructuras – paralelamente inmersa en un Plan de Digitalización, como indica el Ministerio de Economía, Comercio y Empresa –  hace esencial comprender el entramado tecnológico subyacente a la creación y mantenimiento de estos inventarios digitales.

Desde la organización de los datos en capas de información hasta la utilización de recursos como StreetViews para obtener imágenes y validar la información recopilada, cada aspecto técnico contribuye a la robustez y la utilidad de estos sistemas para la gestión de las vías.

Qué tecnología hay detrás de los inventarios digitales

Como hemos mencionado anteriormente, los inventarios digitales son bases de datos que recopilan información detallada sobre múltiples elementos de la vía, como semáforos y señales. Para abarcar esta heterogeneidad de campos, la tecnología detrás de estos inventarios es multifacética.

Primero, se utilizan dispositivos de captura de datos, como cámaras y sensores, para recopilar información geolocalizada. Estos dispositivos suelen estar montados en vehículos o drones, lo que permite la captura de datos en una amplia variedad de entornos y condiciones.

Una vez recopilados, los datos se organizan en capas de información que representan diferentes aspectos de la infraestructura vial. Por ejemplo, una capa puede contener información sobre la ubicación exacta de señales de tráfico, mientras que otra puede mostrar la distribución de baches en una determinada área.

Además, se aprovechan tecnologías como StreetViews, que ofrecen imágenes de ubicaciones específicas. Estas se usan para verificar la precisión de los datos recopilados y proporcionar una referencia visual para la planificación y el mantenimiento de la infraestructura vial.

Beneficios de los inventarios digitales en la gestión de los elementos de la vía

Los inventarios digitales ofrecen una serie de beneficios significativos para la gestión de los elementos de la vía.

En primer lugar, permiten una supervisión más eficiente de los elementos de la vía. Al contar con una descripción detallada de cada elemento y su ubicación exacta, los responsables de la gestión pueden identificar rápidamente áreas que requieren atención y asignar recursos de manera más efectiva.

Además, los inventarios digitales facilitan el mantenimiento y la planificación de infraestructuras. Al tener acceso a información detallada sobre el estado y la ubicación de los elementos de la vía, los equipos pueden programar intervenciones de manera proactiva y evitar problemas potenciales antes de que ocurran.

Por último, los inventarios digitales ofrecen beneficios para la seguridad. Al proporcionar información actualizada, estos permiten a los planificadores urbanos optimizar el flujo en las vías, reduciendo así el riesgo de accidentes y mejorando la seguridad.

Implementación y futuro de los inventarios digitales

La implementación de inventarios digitales en proyectos de gestión de elementos de la vía puede variar según el tamaño y la escala del proyecto, así como los recursos disponibles. En muchos casos, las agencias gubernamentales y las empresas contratistas colaboran para recopilar datos y mantener actualizados los inventarios.

En cuanto a su futuro, se espera que continúen evolucionando con tecnologías emergentes. Por ejemplo, la integración de datos en tiempo real permitirá a los responsables tomar decisiones más informadas y reaccionar rápidamente a cambios en la infraestructura.

Además, el uso de inteligencia artificial y análisis avanzados podría ofrecer nuevas formas de identificar tendencias y patrones en los datos recopilados, lo que conduciría a mejoras significativas en la gestión.

De lo que no cabe duda a estas alturas es que han llegado para quedarse, posicionándose como una solución cómoda y accesible a una labor hasta ahora manual y tediosa.

En resumen, los inventarios digitales están transformando la forma en que se gestionan los elementos de la vía, ofreciendo una visión detallada y actualizada de la infraestructura vial. Con su capacidad para integrar información geolocalizada, capas de información y tecnologías como StreetViews, estos inventarios están allanando el camino hacia una gestión de la vía y sus elementos más eficiente y segura.

En Cartológica, a través de los inventarios digitales, buscamos acercar las ventajas de los avances en el campo de la digitalización a estos usos. Con nuestras herramientas, simplificamos y democratizamos el proceso de integración, con tecnologías ágiles y asequibles.

Inventarios digitales